Moderna de provincias. Bon vivant. Wanderer. Vivo en el norte y no lo niego.

Escribiendo sin filtro desde 2007. Todavía esperando un sobresueldo por decir unas palabras en Vogue, GQ, Esquire o Vanity Fair.



jueves, 14 de diciembre de 2017

¿Todavía hay esperanza para Massimo Dutti?


En mi defensa, he de decir que está entrada lleva en el horno algo así como dos meses, pero se me desmanteló el formato, se me borró la mitad del texto y la pereza y la desidia han hecho el resto... 

El caso es que esta entrada empezaba diciendo algo así: Nunca he sido yo una persona de Massimo Dutti. Cuando mi madre me llevaba de compras y cruzábamos la puerta esta de marras, ya podéis imaginar cuál era mi sitio favorito de la tienda: el sofá. Las colecciones de Massimo Dutti siempre me parecieron muy continuistas y aburridas. Cada año la misma historia.



Silvia's place



Pocas cosas han cambiado desde entonces. El espíritu de la marca ha continuado inmutable. Mismos diseños. Mismo clasicismo rancio. Mismos tejidos anodinos. Mismos precios inflacionados para amas de casa bien.


Sin embargo, detecto un cambio de rumbo reciente que me hace cuestionar mis principios ... ¿Cuál ha sido el punto de inflexión? ¿Cuándo empezó todo?.

Yo creo que este cambio de dirección se viene gestando desde hace meses, y que todo acabó de cristalizar con el Massimo Dutti Runway Show que se celebró en Madrid en el mes de mayo, al que acudieron personalidades como Scott Schuman, Veronika Heilbrunner o las hermanas Tordini. Ya sólo el mero hecho de escoger un escenario como el Palacio de Linares para un evento así es toda una declaración de intenciones. Podéis ver como transformaron este edificio aquí.


Massimo Dutti Runway Show en el Palacio de Linares








Previamente, habíamos visto unos brotes verdes en forma de microstories agrupadas bajo el hashtag #dressedindutti protagonizadas por Leandra Medine, Caroline Issa o Diletta Bonaiuti.








A partir de ahí, todo han sido apuestas ganadoras. El video de presentación de esta temporada, filmado en Escocia, supone una ruptura con respecto a su acartonada imagen de marca. Y es que en Massimo Dutti están apostando fuerte por las líneas rectas, tejidos vaporosos y la simplicidad escandinava en todas sus líneas. El nombre de la colección, New Horizons, resulta premonitorio.






Poco a poco nos han ido agasajando con distintos edits, todos ellos caracterizados por la omnipresencia de jerséis de cuello vuelto, vestidos de seda, terciopelo a discreción, volúmenes inauditos y siluetas clásicas-pero-no-tanto.







Pero mi edit favorito de todos es, sin duda, A Touch Of Magic y, en concreto, Behind The Vase protagonizado por Giulia y Giorgia Tordini, que nos hacen olvidar lo que nos traemos entre manos. ¿Van vestidas de Massimo Dutti o de Uterqüe? ¿Es esto youtube o una película de Wes Anderson?


Behind The Vase, amor real.







Realmente, me he molestado en meteros toda esta chapa para deciros que el vestido de terciopelo azul y verde lo es todo.






Al igual que este conjunto vestido por Nicole Warne... ¿habría espacio para él en las colecciones pasadas de la marca?










Pero la cosa no se queda aquí, y la nueva colección de Massimo Dutti está llena de joyitas como estas... Mejor será que las descubras por ti mismo.















GuardarGuardar

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por tus valiosas palabras!